Madrid. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) elevó este miércoles a 2,8% su previsión de crecimiento para España en 2016.

La entidad señaló en su informe semestral de Perspectivas publicado este miércoles, que el Producto Interno Bruto (PIB) español crecerá este año una décima más de lo estimado por el gobierno de España, y de lo que la propia OCDE indicó en noviembre pasado.

Para 2017, el pronóstico de crecimiento es de 2,3%, es decir, una décima menos de la previsión del gobierno y dos menos que en la última previsión ofrecida por la entidad que dirige el mexicano, José Angel Gurría.

En cuanto a la deuda pública de España, consideró que "sigue siendo elevada", por lo que no espera que vaya a bajar del 100% en los dos próximos años.

La OCDE afirmó lo anterior al considerar en parte que la inflación volverá a ser negativa en 2016 por tercer año consecutivo (-0,5%) en promedio y positiva el próximo (1%).

Con relación a la progresión del empleo en España, será de 2,9% en 2016, es decir, la segunda más elevada de los 34 países que integran el organismo mundial, sólo por debajo de Turquía (3%), mientras que en 2017 será de 2,1%.