El panorama de crecimiento económico mejoró en la mayoría de los países industrializados, pero siguió deteriorándose moderadamente en China, India y en Asia en general, según un indicador mensual publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

La OCDE indicó que su indicador adelantado compuesto de enero (CLI por su sigla en inglés) se elevó para los miembros de la organización en su conjunto, al igual que para la zona euro y las mayores economías industrializadas del mundo, excepto Italia.

Los indicadores siguieron apuntando a "expansiones robustas" en Alemania, Japón y Estados Unidos, a "recuperado impulso de crecimiento" en Francia y Canadá, a "lento pero estable" ritmo de crecimiento en Gran Bretaña y a una "desaceleración moderada" en Italia, declaró la OCDE en un comunicado.

Respecto a las mayores economías emergentes, la OCDE declaró que sus indicadores seguían apuntando a la posibilidad de una desaceleración moderada en China, una tendencia a la desaceleración relativa en India, estabilidad en Brasil y expansión en Rusia.

Ninguna de esas economías es parte de la OCDE, un grupo que acoge a las mayores economías industrializadas y algunas menos avanzadas, como Turquía, México y Chile.