Excelsior.com.mx La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) afirma que está en marcha una moderada expansión en la mayoría de las principales economías avanzadas y emergentes, mientras que para el caso de México proyecta “un marcado repunte en el crecimiento del PIB” en 2014 y 2015.

En su Interim Economic Assessment lanzado, estima que México podría crecer este año 2,2% y 2,8% en 2015, mientras que Estados Unidos avanzaría 2,1% este año y 3,1% en 2015.

Expone que a pesar de que la economía mexicana ha enfrentado dificultades por una demanda externa irregular y un bajo desempeño del sector de la construcción, se proyecta un marcado repunte en el crecimiento del PIB en 2014 y 2015, a medida que la demanda externa fortalece con la recuperación de EU y mientras que los efectos del inicio de estímulo fiscal deben devolver la confianza de los inversionistas.

“La política monetaria ha sido acomodaticia y el tipo de cambio se ha mantenido estable. Las expectativas de inflación están bien ancladas, si bien la inflación saltó brevemente al principio del año debido a alzas en las tasas de impuestos”, indica el documento.

Agrega que el impulso continuo del gasto público es bienvenido para apoyar la inversión, pero a medida que las condiciones comienzan a normalizarse, la política monetaria acomodaticia y los estímulos de gasto pueden retroceder.

“La aplicación de las reformas estructurales en energía, finanzas y telecomunicaciones debe impulsar la inversión. Estas reformas deberían impulsar la productividad y el crecimiento potencial en el futuro”, resalta.

La OCDE advierte que el crecimiento continúa siendo débil en la zona euro, que corre el riesgo de estancamiento prolongado si no se toman más medidas para impulsar la demanda.

Estima que la eurozona crecerá 0,8% este año y 1,1% el próximo.

Prevé que Reino Unido crecerá 3,1% en 2014 y 2,8% en 2015, mientras que el crecimiento de Canadá se proyecta en 2,3% este año y 2,7% en 2015.

Reconoce que mientras que la recuperación global continúa a un ritmo moderado, el panorama es desigual entre las regiones.

El crecimiento será lo suficientemente fuerte como para disminuir aún más el desempleo en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. En Japón, donde el desempleo ha disminuido a niveles bajos, la economía crecerá en línea con su potencial.

Se espera que China continúe un ajuste ordenado de las tasas de crecimiento todavía altas.