París. La mayoría de los gobiernos en los países desarrollados han comenzado a elevar la carga tributaria de sus trabajadores, luego de reducirla durante la crisis económica del 2008-2009, dijo este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La llamada cuña tributaria, que equivale a la diferencia entre el costo de emplear a un trabajador y el sueldo final que ese trabajador percibe, subió el año pasado en 26 de los 34 países de la OCDE, dijo el organismo con sede en París.

Los costos del empleo pueden incluir los salarios brutos, los impuestos pagados por el empleador y las contribuciones a la seguridad social.

El promedio de la OCDE para una persona soltera sin hijos subió levemente a un 35,3% de los costos laborales en el 2011, desde el 35% en el 2010 y 2009, el menor nivel registrado en las cifras que partieron en el 2000.

La carga impositiva más alta fue la de Bélgica, con un 55,5%, seguida por el 49,8% de Alemania y Hungría, con un 49,4%. Los trabajadores chilenos tuvieron la menor carga impositiva, con una cuña tributaria del 7%, seguido por el 15,9% de Nueva Zelanda y el 16,2% de México.

Tras caer en la última década, el aumento del año pasado en la carga impositiva de los trabajadores se debió fundamentalmente al crecimiento de los salarios, ya que los marcos regulatorios se mantuvieron prácticamente sin cambios.

Algunos Gobiernos también recortaron los beneficios tributarios.

"Hay pocas evidencias de que las tasas de impuesto a la renta estén subiendo", dijo Maurice Nettley, experto en tributos de la OCDE.

Con varias economías que todavía luchan por recuperarse de la crisis económica del 2008-2009, Nettley advirtió a los gobiernos que intenten sacar más ingresos de manera muy rápida de los contribuyentes, pese al mal estado de las finanzas públicas de varios países.

"Lo que tienen que hacer por el momento es mantener los incentivos para que las personas sigan trabajando y para que los empleadores contraten", declaró.

"Los gobiernos tienen una compensación. Deben tener estos incentivos y luego tratar de reformar las finanzas", agregó.