París. Las principales economías del mundo están registrando su peor caída mensual en la actividad desde que se tienen registros por la crisis del coronavirus, y no se avista un final inminente, dijo el miércoles la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La OCDE dijo que sus indicadores líderes, diseñados para alertar puntos de inflexión en la actividad económica, sugieren que todas las grandes economías entraron en una "aguda desaceleración" y que solamente India registra una ralentización leve.

Los indicadores apuntan a "la caída más extensa en los registros en la mayoría de las economías", dijo el organismo con sede en París, añadiendo que la enorme incertidumbre de cuánto durarían los confinamientos en las ciudades ha dañado el valor predictivo.

Como resultado, dijo la OCDE, los indicadores no están en condiciones de anticipar un final para la desaceleración porque no está claro cuán largo o servero resultará el aislamiento.

El mes pasado, la OCDE estimó que cada mes que las economías permanecen cerradas cuesta 2 puntos porcentuales del crecimiento anual.