Economistas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) recomendaron a México mantener de forma permanente el espíritu reformador, al reconocer que al país le falta mucho por hacer en el combate a la inseguridad y la informalidad, en la desregulación para los nuevos negocios, la  innovación y el sistema de justicia.

El 57% de la población aún está en la informalidad; ha bajado un poco, desde 60%, pero todavía es muy alta. Eso tiene un impacto brutal sobre la productividad y competitividad de la economía. Es muy importante combatir la corrupción, pero también aumentar la seguridad en partes del país que siguen teniendo problemas”, expresó Álvaro Pereira, director del Departamento de Economía de estudios de países la OCDE.

Es importante hacer nueva ola de reformas en México, que mejoren el desempeño de la economía”.

Sonia Araújo, economista senior para México de la OCDE, sugirió al país hacer tres reformas: mejorar el sistema judicial, disminuir las barreras al comercio de servicios e invertir más en educación.

Equilibrio. Araújo advirtió que la integración de la economía mexicana no es homogénea en todas las regiones, por lo que sería importante incorporar a otras regiones del país a las cadenas de valor.

Mientras, Pereira subrayó que lo que ha pasado en los últimos tiempos ha sido histórico para México, porque las reformas que se han hecho quedarán para todos los mexicanos.

Hay muchas áreas donde todavía se puede mejorar el clima de negocios y la competitividad. Por ejemplo, mejorando la posibilidad de hacer una reestructuración empresarial, haciendo una revisión de la ley de insolvencias, pero también disminuyendo las barreras que todavía existen al emprendedurismo y la innovación. Dichas barreras han bajado bastante en los últimos tiempos, pero aún hay sectores en donde es necesario disminuir”, agregó.