México D.F. El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, llamó a los mexicanos a ser prudentes en sus finanzas, para evitar el contagio de la crisis de sobreendeudamiento de los países industrializados.

Explicó que la crisis internacional dejó “heridas abiertas y algunas cicatrices, por lo que los mexicanos debemos de ser doblemente prudentes para evitar que el problema de sobreendeudamiento de naciones industrializadas contagie al país haciendo más difícil su acceso a los mercados internacionales o generando variaciones abruptas en el tipo de cambio”.

Entre las marcas dejadas por la recesión, Gurría apuntó a “un muy alto desempleo de 10% en Estados Unidos y 10% en algunos países europeos, 9% en las naciones de la OCDE, niveles de desocupación nunca vistos”.

Añadió que “se registra una acumulación de deuda a una velocidad enorme. En 2011 la relación deuda PIB de los países de la OCDE superará el 100%. No es el caso de México, porque el país tiene una deuda muy baja, que por lo tanto no será motivo de ese contagio, pero sí el problema de acceso a los mercados financieros. Que ustedes vieron el tipo de cambio cómo se movió. Esas cosas sí nos afectan así que hay que ser doblemente prudentes.”

Puntualmente sobre la situación mexicana, tuvo un impacto importante en la caída del PIB en 2009, pero “ahora está en franca recuperación”, dijo Excélsior.

En cuanto a los cambios que México debería aplicar, indicó que se deben resolver las deficiencias en materia de Estado de derecho. Asimismo consideró que los bajos niveles de educación son un lastre para el país.

Además indicó que hay que hacer reformas en materia de salud, de pensiones, fiscal y de diversificación comercial.

“Tenemos que hacer las reformas para evitar que nos coma el mercado o que nos releguen en la mediocridad de la media tabla”, dijo.

La OCDE también advirtió que los altos niveles de desigualdad en México siguen siendo los más altos del organismo.