La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) mantiene una perspectiva optimista acerca del futuro de la economía mexicana, ya que prevé una tasa de crecimiento anual para el país de 2,9% para 2015, el cual se elevará hasta 3,5%en 2016.

En sus Perspectivas Económicas de 2015, que serán presentadas en París, el llamado club de países ricos, destaca que la recuperación de la economía mexicana se está fortaleciendo liderada por la mayor demanda de las importaciones de Estados Unidos y un peso más débil.

Política monetaria, acertada. La OCDE reconoce el buen manejo de la política monetaria del país, pero recomienda elevar las tasas de interés en México, una vez que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) las aumente para evitar salidas de capitales.

Salida de capitales, riesgo. Precisamente, la OCDE ubica entre los principales riesgos a la baja para el crecimiento, la posible volatilidad asociada con salidas de capitales por la regularización de la política monetaria en Estados Unidos.

México ha registrado un buen desempeño hasta ahora, pero una mayor aversión al riesgo hacia países emergentes entre los inversionistas podría provocar la salida de capitales, advierte, lo que estimularía un aumento de las tasas de interés a largo plazo.

Reconoce que los niveles de reservas de divisas récord del país, sumado a la Línea de Crédito Flexible contratada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ofrecen a la economía una protección importante contra posibles choques.

Subraya que en el lado positivo la mayoría de las reformas estructurales aprobadas podrían tener efectos favorables en la productividad y la inversión, lo que podría ocurrir pronto y serían más grandes que lo estimado, lo que permitiría mayores ganancias en el bienestar de la población.

Interés por reforma. A pesar de los bajos precios del petróleo, la apertura a nuevos jugadores están atrayendo un interés considerable en la estela de las reformas del sector energético recientes.

Añade que las reformas en materia de competencia, en el sector de energía y la regulación del mercado de amplio alcance finalmente han permitido que el rebote para ganar velocidad, y la inversión, ha comenzado a recuperar el terreno perdido.

Refiere que la recuperación en marcha de la economía de EU, y una disminución de los problemas del sector de la construcción, sumado a las reformas estructurales, están mejorando el clima de inversión.

Expone que el gasto total de inversión ha ido en aumento con fuerza, en particular para los bienes de equipo, mientras que la construcción residencial también está aumentando, aunque de forma más gradual.

Respecto al desempeño de los precios al consumidor, el organismo internacional aseveró que la inflación promedio anual de la zona OCDE entre abril de 2014 y abril de este año bajó 0.4 por ciento.

La desaceleración, precisó el organismo, “fue consecuencia principal de una reducción de los precios de la energía” que en abril pasado cayeron más que en marzo.