La OEA convocó una sesión extraordinaria de su consejo permanente el lunes para considerar la solicitud de Argentina de reunir a los ministros de Exteriores el jueves en Washington con el fin de analizar la reestructuración de la deuda del país, que mantiene un litigio con fondos especulativos.

La OEA aseguró en un comunicado divulgado a través de su página web que el canciller argentino, Héctor Timerman, y el titular de Economía, Axel Kicillof, informarán aspectos de reestructuración de la deuda si se convoca a los titulares de Exteriores de la región el jueves en Washington.

El Tribunal Supremo de EE.UU. desestimó este mes revisar un fallo que ordenó a Argentina pagar US$1.300 millones a los fondos de inversión que no aceptaron los canjes de su deuda soberana tras el cese de pagos de 2001.

Argentina asegura que el pago que exigen los fondos especulativos obligaría al país a suspender pagos, especialmente sí acarrea el pago equitativo a quienes aceptaron la reestructuración de bonos, que podrían reclamar al país US$124.000 millones, cifra inabordable para las reservas argentinas.

La deuda que Argentina contrajo con los "fondos buitre" se remonta a antes de la suspensión de pagos de 2001, cuando se produjo el llamado "corralito" en el país latinoamericano.

Desde entonces, el Gobierno Argentino ha realizado dos canjes de los bonos de deuda, en 2005 y 2010, al que se acogieron un 93 % de los acreedores, quedando este 7 %, los "buitres", que siguen litigando para que Argentina efectúe el 100 % de pago.

El juez federal estadounidense Thomas Griesa dictó un fallo a favor de los fondos especulativos que reclaman a Argentina el pago íntegro de su deuda y rechazó el jueves la solicitud de ese país de suspender la medida que la obligaba a pagar a los demandantes para poder cumplir con el resto de los acreedores de deuda.

Además, Griesa consideró "ilegal" el pago de Argentina a tenedores de bonos reestructurados, a lo que el Gobierno argentino replicó que la decisión es "insólita" e "inédita" y constituye un "abuso de autoridad".

Apoyo venezolano. El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, dijo que Latinoamérica está activada en defensa de Argentina y coordina todo el apoyo a ese país ante el litigio que mantiene con fondos especulativos, un tema por el que, aseguró, se está convocando una reunión de la OEA la próxima semana.

"Hemos cerrado filas con Argentina, en apoyo a Argentina y ahora se está convocando a una reunión de la OEA (Organización de Estados Americanos) la próxima semana (...) y ahí estará Venezuela", aseguró el gobernante.

"Estamos activados en la América Latina en defensa de la república Argentina, en defensa del pueblo argentino", dijo Maduro al informar que conversó con la presidenta Cristina Fernández para manifestarle su apoyo "en la lucha que está dando" contra "uno de los mecanismos más horrorosos de la especulación financiera".

El jefe de Estado indicó que también conversó con su homólogo boliviano, Evo Morales, sobre el tema de la deuda argentina y el apoyo que deben brindarle los países de la región.

Señaló que "los llamados fondos buitres" son "fondos financieros especulativos" que compraron parte de la deuda argentina en bonos que compraron por US$48 millones "y ahora pretenden vendérselos en US$1.500 millones".

Comentó que Argentina ha actuado legalmente en los tribunales de EE.UU. que tomaron "una decisión indefendible" ante la que ha reaccionado la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Mercosur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) con "solidaridad".

"No dudamos en decirle al pueblo argentino y a la presidenta argentina 'cuente con nosotros'", reiteró.