Santiago. El Gobierno chileno anunciará el lunes medidas para reducir barreras, especialmente en materia medioambiental y sectorial, y agilizar la tramitación de grandes proyectos de inversión, en un intento por dinamizar el crecimiento económico y el empleo en al país sudamericano.

El presidente de centro-derecha Sebastián Piñera patrocinará iniciativas que no han prosperado en el Congreso y creará la Oficina de Grandes Proyectos Sustentables, para enfrentar una excesiva burocracia estatal y dar mayor certeza jurídica.

Actualmente, los proyectos de inversión tardan más de cuatro o cinco años en concretarse y los inversionistas en algunos casos deben tramitar más de 1.000 permisos. Entre los socios de la OCDE, Chile tiene los peores niveles de complejidad regulatoria.

La Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables tendrá como misión agilizar la autorización de grandes iniciativas estatales y privadas, coordinando con los servicios públicos una expedita tramitación de licencias y permisos.

Según el Gobierno, a la fecha hay 203 proyectos con una inversión estimada de US$65.000 millones para los próximos cuatro años.

Las medidas impulsadas por Piñera buscan contrarrestar la contracción de la inversión de los últimos cuatro años, que cayó a un 22,1% del Producto Interno Bruto en 2017.