Lima. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) planteará en Lima, durante su decimoctava reunión regional americana, el reto de reducir la pobreza y la desigualdad a través del fomento del trabajo en un contexto internacional de desaceleración económica, anunció hoy el organismo en un comunicado.

La reunión se celebrará en la capital de Perú del 13 al 16 de octubre y está considerada como el encuentro más importante del continente en materia de trabajo, que en esta ocasión se centrará en el desarrollo sostenible con empleo digno y productivo.

En la inauguración de la cumbre participará el presidente de Perú, Ollanta Humala, y el director general de la OIT, Guy Ryder.

La cumbre convocará también a ministros de Trabajo y a otros delegados de los Gobiernos americanos, así como a los máximos representantes de organizaciones empresariales y sindicales de América Latina, el Caribe, Canadá y Estados Unidos.

Además se ha invitado a representantes de cinco países europeos y a diversas instituciones y organizaciones no gubernamentales internacionales.

La directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, explicó que "el trabajo es esencial para continuar avanzando en la reducción de la pobreza y la desigualdad".

"Y en un momento en que hay síntomas de desaceleración de las economías, es más importante que nunca tener visiones de consenso sobre cómo enfrentar los retos laborales", añadió.

En la agenda de la reunión figura el debate de los delegados sobre el contenido del informe del director general Guy Ryder, titulado "Las Américas ante los retos del siglo XXI: empleo pleno, productivo y trabajo decente".

En su introducción al informe, Ryder destaca "el momento de incertidumbre global" en que se realiza la reunión americana de la OIT de 2014, pero aplaude los avances de América Latina en la disminución del desempleo urbano durante la última década.

Sin embargo, el máximo dirigente de la OIT advierte en el documento que Latinoamérica todavía tiene déficits de trabajo decente, al lamentar que al menos 130 millones de personas trabajan en condiciones de informalidad.

La reunión regional también contempla la realización de dos sesiones especiales de diálogo con personalidades invitadas sobre los temas de "desarrollo sostenible con trabajo decente, productividad e inclusión social" y "camino a la equidad: De la informalidad a la formalidad".

El encuentro servirá para evaluar los avances y los cambios relativos al trabajo y al empleo sucedidos en la región americana desde la anterior reunión, realizada en 2010 en Santiago de Chile.