Viena. Una reorganización voluntaria de la deuda en la zona euro podría plantearse si no conduce a un problema de crédito mayor, dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.

"Una extensión voluntaria de los vencimientos, llamado reperfilamiento o reorganización sobre una base voluntaria, también se examinaría con la condición de que no creara un evento crediticio", expresó Olli Rehn ante periodistas en Viena.

En cuanto a Grecia, el máximo responsable de economía de la Unión Europea dijo que el país heleno estaba avanzando en su programa de privatizaciones y que podría vender activos por unos 50.000 millones de euros en los próximos años.

"Calculamos que Grecia puede privatizar activos valuados en unos 50.000 millones de euros durante los próximos años, lo que representa más del 20% de su PIB", expresó Olli Rehn.

Rehn agregó que Grecia no había hecho progresos suficientes con sus medidas fiscales para permitir una vuelta a los mercados financieros a principios del 2012.