El cambio en el timón del gobierno puede llegar a impactar en el resultado final del producto, señala el economista César Barreto. Este impacto podría darse en el sector de la construcción, ya que la ejecución de importantes proyectos dependerán de la voluntad de los nuevos gobernantes.

Según César Barreto, los cambios en la administración de los distintos ministerios pueden llegar a impactar en la ejecución de las inversiones y eso se podrá ver recién en unos 30 o 40 días de gestión del nuevo gobierno, razón por la cual la ONG Dende, al que él pertenece, revisará sus estimaciones de crecimiento del producto interno bruto (PIB) recién a mitad de este año. Adelantó, sin embargo, que el porcentaje estará por encima del inicialmente previsto 11%. “Creemos que va a incidir en la economía la tranquilidad del sector público, en el que las inversiones del gobierno han sido muy importantes”, agregó.

Reconoció que esos cambios pueden llegar a impactar un poco en la economía, pero que no va a cambiar demasiado el panorama de crecimiento que se tiene previsto para este año. En ese contexto, acotó que el sector de construcciones tendrá un papel fundamental, y que mantener la dinámica que se observó en este primer semestre dependerá exclusivamente de la voluntad política de los nuevos gobernantes. En lo que respecta a la inversión privada, dijo que se irá recuperando más lentamente. Esto en lo que respecta a la construcción de viviendas, edificios, infraestructura corporativa.

Lenta adjudicación

De acuerdo con los registros de la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP), en el 2012 se adjudicaron unos 2.000 rubros relacionados con la construcción, por valor cercano a los US$ 1.000 millones, de diferentes instituciones del Estado. La mayor parte de las adjudicaciones se realizaron en los últimos meses del año, por esa razón, la ejecución de las obras al cierre del mismo periodo fue incluso inferior al 50% en la mayoría de las instituciones. Al primer semestre de 2012 se realizaron solo 316 adjudicaciones y cero ejecución; el ritmo de las adjudicaciones recién creció a finales del último semestre.

La autopista Ñu Guasu, Costanera de Asunción, viaductos en varios puntos del país y acueducto para el Chaco, se mencionan entre las obras de mayor envergadura que están en ejecución, y cuyos costos superan los 100 millones de dólares.

PIB en 2013

Después de una contracción del -1,2% en el producto interno bruto (PIB) del 2012, los técnicos del Banco Central pronostican un repunte del 13% de la economía para este año, gracias a la rápida recuperación de la agricultura de los embates climáticos, y a la expansión de la ganadería. Según pronósticos más auspiciosos, ese crecimiento sería superior al 15%, que dejarían posicionado a nuestro país como primero en la región en crecimiento económico.

El PIB paraguayo tuvo una tasa media de crecimiento del 4,3% en el periodo 2004-2008, en el 2009 hubo una retracción del 4%, para volver a subir un 14,1% en 2010 y un 4,3% en 2011.