Ginebra. La crisis económica mundial provocó un efecto menor a lo temido sobre la inversión extranjera, informó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

La entidad destacó que menos de un quinto de las firmas encuestadas realizó drásticas ventas como consecuencia de la desaceleración.

Según el sondeo de la Unctad a 236 empresas transnacionales, 18% de los encuestados señaló que la crisis los obligó a realizar ventas de gran escala o a cerrar filiales en el extranjero.

El organismo informó que la crisis fue menos destructiva para la inversión extranjera directa que lo que se temía y añadió que si bien los presupuestos de inversión -incluidos los destinados a inversión extranjera directa- se redujeron fuertemente durante la crisis, las transnacionales no realizaron ventas mayoritarias de sus afiliadas extranjeras.