Sao Paulo. La bolsa brasileña escapó el viernes al pesimismo de Wall Street y acumuló su segunda sesión consecutiva con una subida en medio de perspectivas más claras para la economía doméstica, en tanto el real extendió su apreciación ante la debilidad global del dólar.

El índice Bovespa avanzó 0,19% para terminar en 64.340 puntos. El volumen de negocios fue de 6.050 millones de reales.

Las acciones relacionadas a la actividad doméstica se destacaron en la sesión. Los títulos del minorista Lojas Renner subieron 4,12%, a 61,43 reales, y los de la constructora Brookfield ganaron 2,92%, a 8,80 reales.

"El mercado está intentando establecer un punto de recuperación", dijo Guilherme Sand, gestor de fondos de Solidus Corretora.

En los primeros meses del año los sectores más castigados en la bolsa fueron aquellos expuestos a la economía local, por la incertidumbre de los inversores respecto a la política monetaria.

Los datos recientes y el declive de las expectativas de inflación comenzaron a cambiar el escenario, y las acciones pasaron a ser vistas por los inversores -incluidos los extranjeros- como baratas.

El mercado brasileño contrastó con lo ocurrido en Wall Street, donde el índice Standard & Poor's 500 y el promedio Dow Jones cayeron 1 y 0,8%, respectivamente, tras un decepcionante reporte de empleo en Estados Unidos.

El clima bajista en el exterior golpeó a las acciones con más liquidez del Bovespa, vulnerables también a los precios globales de las materias primas. Las acciones de Petrobras PN cayeron 0,71%, a 23,78 reales, y las de Vale PNA perdieron 0,49%, a 44,49 reales.

Real firme. El real brasileño se apreció por segunda sesión seguida, siguiendo el desempeño de los mercados globales tras el debilitamiento del dólar por los datos decepcionantes sobre empleo en Estados Unidos y el alivio en Europa al acordarse medidas para solucionar el problema de la deuda griega.

El real ganó 0,13%, a 1,574/1,576 unidades por dólar, el mejor nivel desde comienzos del mes pasado. El billete verde caía a nivel global y mostraba un retroceso del 0,7% ante una cesta de divisas.