Sao Paulo. El optimismo por el crecimiento del sector manufacturero en Estados Unidos dio sustento a la bolsa brasileña, donde los inversores buscaron oportunidades luego de que el índice acumuló un descenso de 10% en el primer semestre.

Las ganancias en la bolsa paulista se dieron a la par del avance del real, que cerró en su nivel más alto en 12 años. El real se fortaleció 0,3% en el mercado a la vista, para cerrar en 1,556 unidades por dólar, su nivel más alto desde el 21 de enero de 1999.

El Bovespa cerró en 63.394 puntos, con un alza de 1,59%. El monto de negocios alcanzó los 7.300 millones de reales, por encima del promedio diario de 6.500 millones de reales.

El referencial de la bolsa brasileña acumuló en la semana una subida de 3,8%, su mayor ganancia semanal desde julio de 2010.

"Esta subida estaba atrasada", dijo Rafael Espinoso, estratega de renta variable de CM Capital Markets.

"Acaso no fue antes por causa de los datos de inflación (...) Pero la bolsa está barata. Con el volumen de hoy, está claro que hubo compras por parte de extranjeros", agregó el analista.

Para Espinoso, el alza de 5,23% de las acciones de BM&FBovespa puede ser interpretada como una señal de que el mercado apuesta a una recuperación más permanente de las inversiones en acciones locales.

"La meta ahora (para el Bovespa) es de 65.000 puntos", dijo el analista.

El mayor volumen del Bovespa estuvo en las acciones preferenciales de la compañía minera Vale, que terminaron con un alza de 4,46%, a 46,63 reales.

La compañía anunció el jueves un programa de recompra de acciones de hasta US$3.000 millones.