Los precios del oro cotizaban estables el viernes tras alcanzar en la víspera un máximo de nueve meses, mientras el mercado aguardaba cifras del empleo en Estados Unidos que podrían mostrar el estado de la mayor economía del mundo.

* A las 1225 GMT, el oro al contado operaba estable, con un alza leve de 5 centavos a US$1.321,16 la onza luego de que el jueves llegó a los US$1.326,30, máximo desde el 26 de abril. Los futuros del oro en Estados Unidos cotizaban en US$1.320,20 por onza.

* El lingote subió el jueves apoyado por el panorama más moderado de la Reserva Federal y por un dólar bajo, aunque el avance se redujo porque el optimismo por las negociaciones de comercio entre Estados Unidos y China avivaron el interés por activos considerados de riesgo.

* No obstante, el metal precioso está encaminado a su segunda ganancia semanal consecutiva, con el apoyo de datos débiles para la actividad de las fábricas en China.

* “Vemos que empieza a surgir algo de fatiga compradora”, dijo Ole Hansen, analista de Saxo Bank. “La robusta escalada que hemos notado en los activos más riesgosos ha, hasta cierto punto, reducido la necesidad de compras adicionales de oro”.

* El paladio ganaba un 0,28% US$346,8 la onza, mientras que el platino subía un 0,25% a US$821,56 por onza. La plata cedía un 0,35% a US$16 la onza tras llegar a los US$16,19 el jueves, máximo desde julio de 2018.