Londres.  El oro tocó este miércoles un nuevo máximo histórico, el décimo récord en 12 sesiones, apoyándose en un dólar débil y mientras los inversores prevén que la Reserva Federal volverá a inyectar dinero en el mercado.

El oro al contado subió hasta un máximo de US$1.312,65 la onza, y se negociaba a US$1.310,40 a las 0830 GMT, contra un cierre en Nueva York a US$1.307,40.

"Hay pocos cambios en el cuadro macroeconómico para apoyar una perspectiva negativa para el oro", dijo James Moore, analista de TheBullionDesk.com.

"Los inversores aún están preocupados por la situación de la deuda de los países de la eurozona y la posibilidad de deflación o una recesión de doble caída en Estados Unidos", agregó Moore.

"Ciertamente parece como si la relación tradicional entre el oro y el dólar hubiera vuelto, pero el oro sigue siendo impulsado más por la demanda de inversores y los temores acerca de la economía", señaló el analista.

En tanto, el paladio trepó a máximos de 2 años y medio y el platino alcanzó su precio más alto desde mayo.

El paladio al contado tocó un máximo a US$571 la onza, mientras el platino llegó a US$1.650,50 la onza.