Nueva York/Londres. El oro subió a máximos de dos semanas y media este martes, en su quinta sesión consecutiva de avance, ante las crecientes expectativas de que un alza en las tasas de interés en Estados Unidos pueda ser aplazada hasta septiembre.

* El oro al contado subió a su mayor nivel desde el 6 marzo, a 1.195,30 dólares la onza, antes de reducir sus ganancias y cotizar con alza de 0,4%, a 1.193,70 dólares, a las 1826 GMT.

* Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en abril avanzaron 3,70 dólares, o 0,3%, para cerrar en 1.187,70 dólares la onza.

* Los precios lograron su mayor racha ganadora desde enero del año pasado. Los inversores han favorecido al lingote en los últimos días ante la caída del dólar tras la cautela expresada por la Reserva Federal sobre la economía de Estados Unidos y la menor probabilidad de un alza anticipada en las tasas de interés.

* El metal, que no devenga intereses, ha sufrido por las especulaciones previas de un alza en las tasas de interés tan pronto como en junio.

* El dólar, que había caído inicialmente, subía 0,2% frente a una canasta de monedas, tras datos en Estados Unidos que mostraron un aumento en las presiones inflacionarias subyacentes y un alza en los precios de casas.

* El jefe de la Fed de St Louis, James Bullard, dijo este martes que una primera alza de tasas "en algún momento del verano" boreal aún dejaría la política monetaria extremadamente expansiva, y que las expectativas del mercado deberían estar mejor alineadas con las del banco central considerando el actual momento de auge en la economía del país.

* Pero otros funcionarios de la Fed han puesto en duda que la apreciación del dólar se mantenga, lo que elevó la especulación de que cualquier endurecimiento de la política monetaria podría ser retrasado.

* La Fed comenzaría a elevar sus tasas de interés este año, aunque el curso de la política monetaria sigue siendo incierto, dijo la segunda autoridad en el banco central, Stanley Fischer.

* Entre otros metales, el platino perdió 0,3 por ciento, a 1.140,20 dólares la onza; mientras que la plata subió 0,1%, a 16,93 dólares; y el paladio perdió 1,3%, a US$765 la onza.