Guatemala. El Gobierno de Guatemala informó este jueves que ha pedido al Parlamento una reforma "urgente" a la ley del presupuesto de 2014 para aumentarlo en US$187,5 millones, a fin de cumplir compromisos de alzas salariales en los sectores de salud y educación.

La ministra de Finanzas, María Castro, dijo a los periodistas que la petición formal de ampliación del presupuesto fue presentada a inicios de esta semana al Parlamento, de 158 escaños, donde ninguna fuerza tiene mayoría.

De los 1.500 millones de quetzales (US$187,5 millones) solicitados, 1.000 millones de quetzales se destinarán a los ajustes salariales en educación y el resto en salud, precisó Castro.

Esos recursos se cubrirán con ingresos fiscales corrientes, para lo cual la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), la autoridad responsable de la recaudación de impuestos, subió el techo de ingresos para 2014, explicó la ministra.

Diputados opositores han rechazado la iniciativa del Ejecutivo con el argumento de que nuevas metas fiscales planteadas "no son realistas", por lo que "sería irresponsable" aprobar una ampliación sin que se tenga garantizado la obtención de los recursos.

El Superintendente de Administración Tributaria (SAT), Carlos Muñoz, anunció la semana pasada que se propone recaudar este año unos 51.500 millones de quetzales (6US$.588 millones), un 11 % más que en el 2013.

Inicialmente la SAT se había fijado el techo de recaudación en 50.375 millones de quetzales (US$6.296 millones),

Carlos Barrera, diputado del opositor partido Unidad Nacional de la Esperanza, dijo a los periodistas que "es imposible" que el ingreso de impuestos se eleve este año en un 11 % cuando el año pasado la subida de la recaudación apenas fue del 5%.

El Gobierno necesita del voto de al menos 80 de los 158 diputados del Congreso para que sea aprobada la ampliación presupuestaria y, de momento según fuentes legislativas, cuenta con el apoyo de 50.

El Gobierno del presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, suscribió el año pasado pactos colectivos con los sindicatos de maestros y trabajadores de la salud, que establecieron aumentos salariales a partir de este enero.

Pero como el Congreso se negó a aprobar el presupuesto de ingresos y gasto del Estado para 2014 propuesto por el Ejecutivo, que ascendía a 70.564 millones de quetzales (unos US$8.820 millones), no cuenta con recursos para cumplir con esos compromisos.

Debido a ello, según la legislación local, este año el Gobierno cuenta con el mismo presupuesto aprobado para 2013, que fue de 66.985 millones de quetzales (unos US$8.373 millones).