Lima. Oxford Economics estimó que la economía del Perú mostrará un mayor dinamismo en el 2015 y alcanzará un crecimiento de 4,8% el próximo año, debido a las medidas del gobierno que impulsarán la inversión privada y el consumo interno.

Fuertes perspectivas de crecimiento potencial y flexibilidad de las política económicas por un bajo nivel de deuda, sólida posición fiscal y perfil de vencimientos favorable.

"Este año estamos anticipando un crecimiento de 2,6% y en el 2015 la perspectiva refleja algunas mejoras, con un retorno a un crecimiento impulsado por la flexibilidad de la política fiscal en medio de un complicado contexto externo", señaló.

Indicó que las expectativas se centran en el punto de quiebre registrado (en junio) y la llegada de una actividad productiva más firme, con un producto "rebotando" a 4,8% en el 2015.

"El fundamento de esta proyección se sustenta en las señales de una mayor producción de electricidad y aumento de las ventas de cemento que apuntan a mejores tendencias de recuperación", anotó.

Añadió que las perspectivas para el 2015 cada vez más están siendo impulsadas por la expectativa de la nueva minería que entraría en funcionamiento el próximo año.

"Asimismo, el desarrollo de nuevos recursos de hidrocarburos y la reciente disminución de los precios del petróleo tendrán un papel crucial en el apoyo a la industria y a la mejora de generación de energía en el Perú", destacó.

De otro lado, proyectó que la inflación será de 3,3% este año y de tres por ciento en el 2015.

Oxford Economics cree que la proyectada recuperación de la actividad económica, junto con las presiones de algunos precios, debería mantener al Banco Central de Reserva (BCR) a la expectativa el próximo año.

"Es importante destacar en qué sentido el BCR continuará reduciendo los requisitos de reserva sobre los depósitos en moneda local, mientras que todas las señales apuntan a una autoridad monetaria que se está volviendo más tolerante, principalmente para apoyar las exportaciones y contener la ampliación del déficit de cuenta corriente", apuntó.

Previó la continua intervención del BCR, pero principalmente para suavizar las volatilidades.

Sin embargo, señaló que, sobre una base a largo plazo, los fundamentos siguen siendo de apoyo a una estabilidad de la moneda local, dada las fuertes perspectivas de un crecimiento potencial y ante la flexibilidad de las política económicas,