Pekín. Las veintiún economías que forman el Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC) seguirán siendo el motor del crecimiento mundial, aseguró hoy a Efe el director ejecutivo de la organización, Alan Bollard.

La APEC "ha venido siendo el líder, y no veo que vaya a cambiar. (su liderazgo) no está amenazado por ninguna otra región, así que sigue siendo el área de mayor crecimiento", señaló Bollard en una entrevista con Efe, tras la apertura de la reunión de los ministros de Finanzas del organismo en Pekín.

Tras la bajada de previsiones del crecimiento mundial por el Fondo Monetario Internacional y otros organismos, Bollard reconoce que la situación de la región se encuentra en un momento "difícil", con un crecimiento "decepcionante", si bien asegura que las economías de la APEC están buscando nuevos impulsos.

"Generalmente, la región de la APEC ha disfrutado de un crecimiento mejor, pero sabemos que estamos ante un nuevo mundo, donde no vamos a conseguir llegar a esas tasas de crecimiento", opinó.

Aseguró que "todas las economías están ajustándose a crecimientos menores". "Estábamos acostumbrados a que la economía tuviera el empuje del fuerte crecimiento del comercio, pero ahora no lo es tanto. Así que se está hablando mucho de nuevos motores que impulsen la economía".

Uno de ellos sería las infraestructuras, indicó Bollard, quien subrayó el papel que van a jugar en el plano mundial economías como México, Chile o Perú, países miembros de la APEC, mientras que consideró que Europa quedará atrás, aunque culmine su recuperación.

Preguntado por si China será el eje del crecimiento ante los riesgos de la economía mundial, Bollard evitó pronunciarse directamente si bien señaló que en los últimos diez años se había vivido "una situación poco habitual".

Explicó que, en la última década, China ha aumentado sus importaciones desde muchos países, que han tenido ahí su motor principal de crecimiento. "Ahora, eso no va a cambiar de repente, pero creo que todas las economías entienden que no pueden basarse en eso", consideró.

Para el director ejecutivo de la APEC, China se está moviendo hacia una nueva dirección para dar respuesta a una creciente clase media que ha comenzado a reclamar "otras cosas" en diversos sectores.

"Ello generará comercio, pero será uno distinto al de ahora", aseguró a Efe Bollard, quien auguró que China tendrá un mercado más grande, lo que ayudará a la situación global, donde Estados Unidos, comentó, está mejorando su competitividad y donde se reciben "interesantes mensajes" de otras economías americanas como México, Perú y Chile.

Sobre el encuentro ministerial que se celebra hoy en Pekín, el director del foro de cooperación descartó que se vayan a producir "importantes anuncios" a su término, ya que explicó que se trata de reuniones para compartir experiencias y exponer propuestas para avivar la economía y el comercio mundiales.

Habrá que esperar, según incidió Bollard, al encuentro que se celebrará entre los líderes de países y regiones de la APEC entre el 10 y 11 de noviembre, y en la que se encontrarán los presidentes y jefes de Gobierno de EEUU, China, Japón o México, entre otros.