Panamá. El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, inauguró este miércoles una compleja estructura que albergará el mercado público de la capital panameña, denominado MercaPanamá, que permitirá mejorar la calidad de los alimentos a un costo de US$124,9 millones.

MercaPanamá se utilizará como plataforma logística en la distribución de los alimentos y como principal estructura en la cadena de refrigeración de productos agropecuarios a escala nacional.

Martinelli señaló que MercaPanamá es una de las obras más representativas de su Administración porque no solamente beneficiará a los productores nacionales sino también a los consumidores, ya que permitirá reducir el costo de la canasta básica, aunque su mayor impacto se podrá observar en los próximos años.

En ese sentido, el mandatario panameño explicó que aún falta por culminarse la construcción de algunos mercados públicos en el interior del país, con lo que se completará un proyecto estimado en US$230 millones.

Por su parte, el director del proyecto, Fernando Duque, indicó que a partir de ahora "los mercados públicos representarán un pilar importante en término de empleo, actividad económica y fuente de aprovisionamiento de productos alimentarios para un sector de la población cuantitativamente importante".

Duque sostuvo que el proyecto, denominado Cadena de Frío, se inició en 2009 tras identificarse que Panamá no contaba con una estructura adecuada para el manejo y comercialización de los productos alimenticios, lo que limitaba las oportunidades del sector agropecuario a nivel nacional.

Duque informó que MercaPanamá, ubicado en la periferia norte de la capital, tendrá unos 400 arrendatarios, principalmente del mercado de abastos de la ciudad capital, los cuales han recibido capacitación y entrenamiento para la manipulación de alimentos perecederos, trato al público y visión empresarial.

La cadena de frío es un sistema logístico de distribución con temperatura controlada de alimentos, desde la cosecha hasta la venta, y potenciará la capacidad exportadora del país en el mediano plazo, disminuyendo las pérdidas, actualmente de hasta el 40%, de bienes perecederos.

MercaPanamá está construido en un área de 40 hectáreas, divididas en 25 para el propio mercado y las otras 15 para el desarrollo de actividades como servicios de cafeterías, banco, farmacia, acarreos internos y puntos para el reciclaje.

La estructura cuenta con tres galeras, que incluyen cubículos de 20, 30, 60 y 72 metros cuadrados de acuerdo a los requerimientos de cada productor en particular, que incluyen cuartos fríos, balanzas, áreas para oficinas, tanques de reserva de agua, baños y cafeterías.