El nuevo superintendente de Bancos de Panamá, Ricardo Fernández, dijo que el país centroamericano se halla en un proceso positivo para salir antes de 2016 de la "lista gris" de países a los que se considera que no colaboran en el combate al blanqueo de capitales y la evasión fiscal.

Fernández se refirió al asunto en la ceremonia en la que fue designado nuevo superintendente de bancos por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, por el periodo 2015-2019.

El alto funcionario indicó que estar en esta "lista gris" es "un tema nacional que impacta a todos" y que si se enfrenta más rápido con medidas que se planean aprobar contra el blanqueo de capitales, "los organismos internacionales nos van a ver con mejores ojos".

Fernández afirmó que "va a haber un proceso muy positivo para Panamá", y que "cuidado que en vez de estar hablando de 2016 (para salir de la lista gris del Grupo de Acción Financiera) estemos hablando de un periodo más corto" para lograrlo.

Panamá está desde 2014 en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) de países que no cumplen con todas las recomendaciones de transparencia e información para colaborar en la prevención del combate de blanqueo de capitales y la evasión fiscal

Panamá anunció en octubre pasado que está en proceso de evaluar su estrategia de Estado para atender los requerimientos de transparencia e intercambio de información financiera a nivel internacional, sin desatender los intereses nacionales.

Fernández destacó que entre sus prioridades estará en que haya mayor transparencia, para que Panamá sea excluida de la "lista gris" de la Gafi y de otras entidades internacionales.

"Esto está afectando a los bancos para tener acceso a líneas y servicios de corresponsalía bancaria internacional, y encarece y limita los servicios bancarios a los cuenta-habientes", expresó.

Fernández aseguró que ha visto inclusive que algunas agencias internacionales que fomentan el crédito de exportación "han limitado o cerrado su crédito a Panamá".

Manifestó, por otro lado, que seguirá los casos en que están imputados bancos que han sido mencionados en las investigaciones contra exfuncionarios que están acusados de delitos de corrupción y peculado durante la Presidencia de Ricardo Martinelli (2009-2014).

Consideró que "las multas y sanciones" que se impongan a los bancos que salgan responsables "deben ser públicas".

"Me enfocaré mucho en que tengamos un centro bancario seguro, moderno, ágil y eficiente, a la altura de los mejores centros bancarios del mundo, creo muchísimo en las mejores prácticas de mercado", subrayó el nuevo jefe de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Fernández, con una experiencia de más de 30 años en la banca corporativa e instituciones financieras, remarcó que el centro bancario panameño está "fuerte" y "con activos de 100 billones de dólares y un crecimiento casi del 10%".

Por su parte, Varela señaló que su Gobierno tiene el compromiso de proteger su sistema logístico y financiero "contra las amenazas del crimen organizado y grupos terroristas" y que para ello cuenta con funcionarios con el perfil idóneo como Fernández, para dirigir la institución reguladora del centro bancario.

Varela dijo que Fernández cuenta con el respaldo de su administración "para garantizar que el centro bancario de Panamá se fortalezca y sea respetado", y que por ello se presentará ante el Consejo de Ministros un anteproyecto de ley para prevención de blanqueo de capitales que ayude a sacar al país de la lista gris de la GAFI.