La información se reveló en el “Estudio Económico para América Latina y el Caribe 2010-2011” que se publicó mundialmente y que estima que la región crecerá un 4,7% este año.

En este escenario, los países se verían impulsados por el buen desempeño del consumo privado, a lo que vendría encadenado una mejora de los indicadores laborales y el aumento del crédito.

En Panamá, el crecimiento de 2011 de un 8,5% viene precedido de un 7,5% que se dio en el 2010, detalla la Cepal. Ambos años, en términos, se verían positivamente impactados por inversiones como la ampliación del Canal interoceánico de Panamá, el saneamiento de la Bahía de Panamá, así como la construcción de proyectos hidroeléctricos.

Para 2012 el crecimiento de Panamá podría bajar a un 6%, producto de los efectos que traería una posible desaceleración en la región, la que tendría influencia en la economía panameña, orientada principalmente a los servicios y al comercio internacional, describió Jürgen Weller, especialista de la Cepal.

En 2012, el crecimiento de Latinoamérica y el Caribe se proyecta en 4,1%, reporta el periódico Panamá América.