Lima. La economía peruana se ajustó relativamente bien al choque provocado por la volatilidad de los mercados externos, lo que le permitió seguir creciendo mientras otros países de la región no pudieron, aseguró el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

Indicó que el Perú en los últimos dos años exhibió una desaceleración en comparación a las tasas de crecimiento que mostraba en el 2013, las cuales fueron muy elevadas y superiores al 5 por ciento.

“Hay que decir que la economía peruana se ha ajustado relativamente bien a este choque manteniendo todavía tasas de alrededor de 3.2 por ciento para este año, que es lo que estamos anticipando y la recuperación del crecimiento que está teniendo versus el año pasado se debe en alguna medida al impulso fiscal que el gobierno ha estado instrumentando”, dijo.

Werner señaló que la baja en la expectativa de crecimiento para América Latina, de 0.9 a 0.5 por ciento para el 2015, es un reflejo de lo que ocurre a nivel mundial, así como el final de un ciclo alcista del precio de los metales, que afectaron a países como el Perú.

Asimismo, consideró que la depreciación del tipo de cambio está ayudando al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del Perú, además del impulso a las obras de infraestructura que “tendrá un efecto adicional”.

 “Viendo hacia el año 2016 esta recuperación también se va a ver ayudada por factores de oferta importante en la medida que se estima que algunos proyectos mineros importantes entran en operación”, añadió.

Sostuvo que esto ayudará a incrementar la producción del sector minero, lo que permitirá que la economía “vaya de esta manera retomando el crecimiento cercano al crecimiento potencial”.