Berlín y París deben profundizar su unión para que Europa pueda salir de la crisis, señaló este sábado el presidente francés, Francois Hollande, al participar con la canciller Angela Merkel de un acto en Alemania.

"Formamos el corazón de Europa", dijo el mandatario galo. Europa no puede unirse sólo en el sector financiero y bancario, sino que debe avanzar además en la cuestión política y social.

"Que viva la amistad franco-alemana", sostuvo Hollande en alemán, informó la agencia DPA.

Por su parte Merkel destacó la responsabilidad especial que los dos países tienen en la salida de la crisis. "La Europa del futuro está en nuestras manos", dijo la canciller conservadora.

Los dos jefes de gobierno más poderosos de Europa se reunieron este sábado en la localidad de Ludwigsburg, en el sur de Alemania, para participar al cumplirse 50 años de un discurso que el presidente francés Charles de Gaulle dirigió a estudiantes alemanes en 1962.

Unos 650 invitados participaron del acto que recordó el discurso, en el que De Gaulle definió la reconciliación franco-alemana tras la Segunda Guerra Mundial.

Luego del acto, Merkel y Hollande compartieron un almuerzo de trabajo en el que estaba previsto que discutieran sobre la crisis de la deuda en Europa.