Ciudad de México. El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, aseveró que ante un 2016 complejo y difícil en donde habrá menos capital disponible, el reto económico de México es mantener la estabilidad macro para garantizarle a la sociedad que las perturbaciones de volatilidad que viven los mercados internacionales, traducidas por ejemplo en la actual depreciación del peso, no se trasladen a los bolsillos de los mexicanos, a la economía familiar.

"Tengamos en mente que este año en particular, en esta coyuntura, la responsabilidad que tenemos frente al país, es evitar que lo que está ocurriendo en el resto del mundo afecte la economía de las familias mexicanas, particularmente aquellas que son más pobres y que son las que se afectan primero cuando tenemos un problema de inestabilidad económica", dijo el funcionario a los diputados electos del PRI y del Verde Ecologista.

El titular de las finanzas públicas participó en la reunión plenaria de los legisladores que conformarán mayoría en la LXIII legislatura, en donde les enfatizó que el 2016 no va a ser un año muy favorable para la economía, aunque se mantendrán tasas de crecimiento positivas, frente a un entorno global en el que muchas naciones generarán saldos negativos.

"La responsabilidad que tenemos y que tienen ustedes, hoy son de otro orden. Hoy el mundo nos está poniendo a prueba y tenemos todos los elementos para superar con creces la prueba en beneficio de la economía de las familias mexicanas, que esta situación no se traduzca en un incremento en el costo de la vida, que no signifique que haya menor empleo, que no signifique que deje de fluir el crédito", reiteró Videgaray.

El secretario de Hacienda recalcó que en el cuarto ejercicio del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto se espera que los precios del petróleo sigan a la baja, la depreciación del peso pudiera continuar, aunque eso sí el déficit fiscal se mantendrá a la baja y junto al Banco de México se procurará la estabilidad de los precios y la liquidez del mercado mexicano, de ahí las subasta diarias de dólares, explicó.

"Tenemos una depreciación del tipo de cambio y al mismo tiempo que tenemos la inflación más baja en 50 años. El desempleo está bajando y tenemos cifras récord de creación de empleos formales en el IMSS. Está disminuyendo la informalidad y además, está creciendo el consumo de las familias mexicanas, mejor de lo que estaba haciendo en años.

El funcionario demandó a los diputados federales electos trabajar en forma conjunta para preservar y fortalecer el futuro de todos los mexicanos en el próximo trienio.