Asunción. La economía paraguaya se contraerá un 1,5% este año, dijo el martes el Banco Central, reduciendo fuertemente las estimaciones anteriores que proyectaban un crecimiento de 3,7%, debido a una sequía que hundió la producción de soja, principal exportación del país.

La entidad monetaria dijo que el Producto Interno Bruto podría mantenerse sin variaciones en un escenario optimista o caer hasta un 2,5% en un contexto pesimista. Analistas esperan una caída de entre 1,5 y 2,5%.

"Se observan importantes caídas en los principales rubros agrícolas. Verificamos drásticas reducciones en la producción de soja, maíz, mandioca, sumado a lo que pasó en el sector ganadero a fin de año que provocó un fuerte choque", dijo a periodistas César Rojas, jefe de estimaciones y proyecciones del Banco Central.

La cosecha de soja caerá un 50% respecto al ciclo anterior a unas 4,3 millones de toneladas debido a la sequía, que castigó a toda la región. Paraguay sufrió también una pronunciada caída en las exportaciones cárnicas tras la detección de un foco de fiebre aftosa en septiembre pasado.

El sector agropecuario tiene un peso de un 21% en la composición del PIB paraguayo, que en el 2011 creció un 4% tras expandirse un histórico 15% el año anterior.