5El Banco Nacional de Fomento (BNF) decidió suspender la noche de este lunes el desembolso de unos G.46.900 millones (US$5,3M) a favor de una empresa vinculada al oviedismo por unas 5.700 hectáreas de tierra adquiridas por el Indert.

Víctor Miranda, consejero del BNF, confirmó que la banca estatal debió sesionar de urgencia en las últimas horas del lunes debido a que fue alertada sobre una irregularidad en la compra de las tierras por parte del Estado.

En conversación con Canal 100, señaló que el propio síndico de quiebras Raúl Silva debió intervenir para pedir frenar la transacción.

“Recibimos la nota del abogado Raúl Silva y sesionamos en la tarde de ayer”, manifestó.

De acuerdo a la explicación, existe una medida cautelar dictada contra la firma San Agustín, a favor de la cual se realizó la orden de desembolso, por lo que en términos legales no se podía ejecutar la transacción.

“Hemos tenido un dictamen jurídico y convocamos a la gente de asesoría jurídica. Finalmente, hemos atajado el pago”, explicó.

Explicó que aunque la orden de desembolso ya fue firmada hace casi una semana, recién en la víspera debía realizarse la confirmación.

La empresa -conformada entre otros por Lidio Oviedo Moreno, quien sería padre del senador Jorge Oviedo Matto- ya había logrado un acuerdo con el Gobierno en torno a las tierras, que aparentemente están igualmente sobrevaluadas.

El Indert autorizó el desembolso de G.46.000 millones (US$5M) desde el BNF a una cuenta del banco Visión, orden que fue ejecutada el pasado Miércoles Santo.

El cheque por las 5.700 hectáreas de tierra fue retirado el mismo día por Arnaldo Jara, quien sería el contador del partido Unace.

El negocio entre el Indert y la empresa San Agustín fue impulsado bajo el argumento de que las tierras beneficiarían a familias campesinas.

Sin embargo, en el 2002 ya se había concluido que las mismas no son sujetas a la reforma agraria.