Estas compras, que totalizaron US$764,3 millones, se refieren a maquinaria, aparatos y motores (98%), con una subclasificación denominada otras máquinas, motores y aparatos, entre los que aparecen teléfonos celulares, cámaras fotográficas, receptores utilizados en automóviles, entre otros.

El segundo lugar ocupan los bienes para consumo, con el 36,3% del total (US$505,7 millones), donde se destacan los bienes no duraderos, que representan el 69,2% del total importado para este grupo, en tanto que los bienes duraderos alcanzaron US$155,8 millones, 30,8% del total importado para este grupo.

Disminución. Hasta julio del 2014, las importaciones registradas totalizaron US$6.328,9 millones, que significó una disminución del 2,7% con relación al total apuntados en los registros oficiales en el mismo lapso del año anterior, cuando sumaron US$6.505,1 millones.

Esta disminución en el valor de las importaciones registradas se explica en gran parte con la merma de las importaciones realizadas bajo el régimen de turismo (Decreto 6406/05), que a julio de 2014 sumaron US$1.394,3 millones, disminuyendo 21,8% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando llegó a US$1.783 millones.

Los bienes introducidos bajo el amparo de este régimen, luego del pago de los impuestos y márgenes de comercialización. constituyen las reexportaciones (reventa de productos importados a excursionistas receptivos en las zonas fronterizas).

Al excluir de las importaciones registradas los bienes incorporados bajo el régimen de turismo se obtiene las importaciones para consumo interno, que al mes de julio presentaba un incremento del 4,5%, en comparación con las acumuladas a julio del 2013.

En cuanto al origen de las importaciones, los principales países, de acuerdo con su participación en el total son: Brasil (30,1%), China Continental (25,4%), Argentina (13,6%), entre otros.