De casi 300 municipios paraguayos, solo 80, un 27%, cuenta con algún tipo de servicio financiero formal, en especial aquellos afincados en zonas rurales, informó el titular de la Asociación de Entidades Financieras (Adefi), Felipe Burró.

Añadió que la habilitación de las corresponsalías no bancarias en las zonas en las que todavía no pueden entrar será un gran paso para llegar a ciudadanos que aún no tienen acceso a servicios básicos como el ahorro y crédito.

Agregó que la Adefi acompaña esta iniciativa del Banco Central, que busca subir el nivel de bancarización de más ciudadanos.

Las 11 financieras habilitadas por la Superintendencia de Bancos tienen, en conjunto, 126 sucursales en todo el país.

El Banco Central del Paraguay tiene previsto ampliar sus normas para la apertura de sucursales de bancos y financieras, con la intención de crear las corresponsalías no bancarias, una figura que hasta ahora no existe dentro de nuestro sistema.

Así, las farmacias, supermercados y otros comercios, mediante una alianza con las intermediarias, podrán prestar servicios financieros al público.

Para que las intermediarias puedan abrir corresponsalías no bancarias en comercios deben suscribir una alianza (un contrato) con aquellas empresas interesadas que estén en condiciones de infraestructura y tecnología para realizar el servicio. La SIB estima que la normativa que habilita a los comercios a realizar servicios financieros entrará a regir entre setiembre y octubre de este año, por ahora está en manos de los gremios financieros (Adefi y Asoban) para que lo analicen.