El gobierno de Federico Franco anunció la construcción del poliducto desde Paranaguá hasta Asunción. La obra concluirá en tres años y costará US$ 3.000 millones pagados con capital privado del Brasil.

Así lo indicaron el ministro de Industria, Francisco Rivas, y el inversionista brasilero Eliseo Curvo, luego de conversar con Franco en Mburuvicha Róga. El mismo trato fue anunciado el 24 de marzo en la última administración.

El objetivo es que Paraguay reciba derivados del petróleo abaratando el costo del flete, evitar las dificultades marítimas y dejar de depender de Venezuela y Argentina, aseveró Rivas. Paraguay también podrá enviar alcohol, dijo.

Curvo, indicó que el poliducto sería construido a la vera de la Ruta N° 7 y luego en la ruta hasta Paranaguá, abarcando unos 1.030 km. Subrayó que así Paraguay nunca más dependerá de ningún gobierno. Igualmente criticó que países extranjeros violenten la soberanía nacional, pero aseguró que el proyecto tiene el visto bueno de la administración de Dilma Rousseff.