La demanda interna tuvo una incidencia de 2,4 puntos porcentuales en el PIB del tercer trimestre del año. El peso fue importante, considerando que la demanda total tiene un aporte de 2,7 puntos porcentuales en la formación del producto, a excepción del consumo de las compras relacionadas con la formación bruta de capital (maquinarias, elementos para el campo, etc), que tuvieron una retracción del 0,3% de acuerdo con los datos del Banco Central del Paraguay (BCP).

Por su parte, el consumo privado tuvo un crecimiento del 0,7%, impulsado principalmente por el consumo de electricidad.

Comercio exterior. En contrapartida, la demanda externa presentó una incidencia interanual de -0,4% en el PIB del trimestre analizado, donde sus dos componentes, las exportaciones y las importaciones de bienes y servicios, tuvieron importantes caídas. La menor exportación se explica fundamentalmente por la caída en los envíos de soja, aceite vegetal, harina, madera, y otros productos de menor peso. No obstante, este comportamiento contractivo de las exportación de bienes y servicios fue atenuado, en parte, por un importante incremento interanual de las ventas externas de carne vacuna, producto que completa en forma consecutiva dos trimestres de expansión.

Del mismo modo, la disminución de las importaciones se debe en gran parte a las mermas en la compra externa de bienes de consumo y de bienes de capital.

Por el lado de las importaciones, al cierre del tercer trimestre del año hubo una retracción del 11,4%, encabezando la caída en las compras de bienes de capital (-22,9%) y bienes de consumo (-9,1%).

Expansión. Al tercer trimestre de este periodo, el PIB mostró su arista positiva por primera vez en el año, con un crecimiento del 2%. La expansión del producto trimestral significaría el inicio de un periodo de recuperación y expansión de la economía paraguaya.

Ante la posibilidad de cerrar el año con un PIB positivo o más cercano a cero, los técnicos de la banca matriz señalaron que podría darse una revisión al alza de las estimaciones de crecimiento de la economía paraguaya, aunque difícilmente pueda revertirse el resultado negativo.

En la última revisión del PIB, en setiembre pasado, el BCP estimó una contracción de la economía del 1,5%, la siguiente revisión de las estimaciones se realizará el jueves 27 de este mes.