La Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso se reúne durante la mañana de este lunes para consolidar el dictamen sobre el proyecto de presupuesto general 2013, que será elevado a fin de mes a la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores para su definición. En principio, se incluye la adenda solicitada y no se prevé aumento salarial financiado con impuesto.

La reunión se iniciaba a las 10:00, en la sala de sesiones del Senado, donde las cuatro subcomisiones y la subcomisión especial encargada de la ONG expondrán las modificaciones introducidas a cada una de las entidades para su aprobación o rechazo.

El nuevo plan de gastos, proyecto inicial más adenda, planteado por el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, asciende finalmente a poco más de 55,2 billones de guaraníes (US$12.380 millones).

La bicameral incluyó la adenda solicitada por Hacienda de 2,5 billones de guaraníes (US$574 millones), a través de la cual se otorgan mayores recursos a Educación, Salud, secretarías de la Presidencia de la República, Obras Públicas y otras entidades.

Estos mayores gastos se cubren con los ingresos provenientes del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), bonos soberanos que serán emitidos en febrero, los denominados recursos propios de las instituciones y otros recursos del Estado.

Iniciativa parlamentaria. Los legisladores, por su parte, adelantaron que incluirán los fondos requeridos por las fuerzas públicas (policías y militares) para cubrir el total del crecimiento vegetativo, argumentando que Hacienda no lo hizo.

El monto a ser aumentado por los legisladores se desconoce aún, pero será el mismo el que determinará finalmente a cuánto ascenderá el proyecto que será estudiado en las cámaras.

El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, la semana pasada, en ocasión de su visita a la Cámara de Diputados, volvió a insistir en que los gastos establecidos por esta cartera es lo que ellos garantizan se podrá ejecutar el año próximo porque tienen los fondos. Al respecto, pidió que no se infle el presupuesto.

Aumento salarial. El proyecto inicial no prevé ningún aumento salarial para los funcionarios, mientras que los sindicatos públicos insisten en un 20% de incremento, así como el Poder Judicial y la fiscalía.

En el sector de entidades descentralizadas, la ANDE solicita 15% de aumento y el IPS 5%.

El tema se resolverá esta mañana, pero en principio, según había informado el diputado Amado Florentín, presidente de la Comisión Bicameral, se llegó a un acuerdo para no elevar los salarios que se cubren con recursos del Tesoro (impuestos y royalties) para no afectar las finanzas públicas. Sin embargo, quedó abierta la posibilidad de que se otorgue algún reajuste para las entidades que tienen recursos propios.