El desempleo abierto en la población joven del Paraguay (15 a 29 años) llega a una tasa del 11%, de acuerdo con un informe elaborado por el Servicio Nacional de Empleo (Senade). El documento, dado a conocer este martes, menciona que existe un déficit importante en cuanto a la preparación laboral y académica de la franja juvenil de nuestro país.

Los datos del Senade destacan que el total de jóvenes que tienen entre 15 y 29 años, con posibilidad de trabajar en el país, llega a 1.740.130 personas.

De ese total, 129.249 jóvenes aparecen directamente en el desempleo abierto, que representa una tasa del 11% de esta franja etaria.

El informe del Senade menciona que la tasa de desempleo a nivel general en nuestro país llega al 6%. “Como puede apreciarse, esta tasa de desempleo juvenil total casi duplica la tasa de desempleo nacional. La situación es más negativa cuando se trata de áreas urbanas que rurales” dice el documento, que fue elaborado por técnicos del Senade, del Ministerio de Justicia y Trabajo, además de asesores externos.

El documento revela igualmente que la situación laboral de los jóvenes es más difícil en el sector rural que en el urbano, mientras que las mujeres son las que tienen menores oportunidades de acceder a un empleo en ambos sectores.

Según este muestreo hecho por el Senade, Paraguay exhibe actualmente la tasa más baja en cuanto a desempleo abierto en esta franja de edad (15 a 29 años) entre todos los países miembros del Mercosur.

Subempleo. No obstante, de acuerdo con estudios anteriores de la propia Senade, se menciona que el mayor problema actual es el subempleo (personas que trabajan sin tener registros ni seguros sociales, como los vendedores ambulantes y otros), que abarca a casi el 25% de la población económicamente activa (PEA) del país, ocupando a cerca 793.000 personas.

Nivel de escolaridad. Uno de los elementos que toma este estudio se relaciona con el nivel de escolaridad y preparación que tiene el sector juvenil para su inserción al campo laboral.

En ese sentido, la entidad tomó el registro del ente en el que contabilizó 1.736 jóvenes en busca de trabajo, que llenaron formularios.

De esa cantidad, apenas el 6% del total (108 jóvenes) tienen concluido el nivel universitario. Mientras que el 30% (513) tienen incompleto el nivel universitario.

No obstante, el 90% (1.564) tiene al menos el nivel primario (de educación básica) terminada, mientras que dos jóvenes que fueron a buscar trabajo mediante este sistema dijeron que no sabían leer ni escribir.

Este es el tercer estudio que hace el Senade, encabezado por Carlos Vera, con relación al empleo juvenil desde setiembre de 2008.