En Paraguay se registra un crecimiento macroeconómico con estabilidad, según lo explicado, ya que alcanzaría un nivel de producto superior a US$30.000 millones en el 2014, con una inflación controlada, una tasa de desempleo en niveles bajos y un déficit externo controlado.

Hay una moderada desaceleración de ciertos gastos del consumo formal, lo cual iría corrigiéndose en el año, indicó Rojas en su presentación. Además, reconoció que hay un “desfase entre oferta y demanda que se empieza a normalizar”.

Aseguró que el Fisco seguirá comprometido con el manejo macroeconómico responsable y el impulso a la inversión. El objetivo es potenciar el ritmo de crecimiento de la economía, con el propósito de mejorar las condiciones sociales.

El ministro de Hacienda señaló que el crecimiento y la mayor actividad laboral han permitido reducir la pobreza, aunque aún no en los niveles esperados, de modo de que llegue a los estratos medio y bajo de la sociedad.

Agregó que el Fisco seguirá expansivo, pero convergiendo a la meta de responsabilidad fiscal, lo cual es importante para mantener baja la deuda pública que posee nuestro país.

Paraguay es una economía en crecimiento, que figura entre las que más crecerán en la región, con una tasa de 4,8% para este 2014. No obstante, el gran desafío es aumentar la inversión, para mayor bienestar social, puntualizó Rojas.