La exportación de productos y subproductos de origen animal desde el inicio de este año hasta el cierre de febrero fue de 56.875 toneladas, por un valor global de US$FOB 191,6 millones, que representan casi los mismos valores que los registrados en el mismo lapso del año 2014, según el informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) difundido ayer.

Las cifras corresponden al volumen total de exportaciones, que incluyen carne y menudencia vacuna, carne de suino y de ave, así como también subproductos comestibles y no comestibles, según detalla.

Sin embargo, si se considera solo la carne vacuna, la exportación creció 8% en toneladas y 5,8% en valor en comparación con mismo periodo parcial del 2014. Los envíos de carne bovina durante enero y febrero de este año alcanzaron 33.357 toneladas por US$FOB 146,9 millones.

En cuanto a menudencias, la exportación durante los dos primeros meses de este año fue en total de 5.208 toneladas por US$FOB 11,2 millones, que representan un crecimiento de 10% en peso y casi sin diferencia en valor, con 0,4% de crecimiento.

Las bajas importantes en las exportaciones ganaderas se registraron con los subproductos comestibles y no comestibles, que disminuyeron en el mismo porcentaje de 24% en valor.

En relación con los mercados de la carne, Rusia sigue ocupando el primer lugar, con el 33% de los envíos; segundo Chile, con el 26%; tercero, Brasil, con 16%; Israel, 10%; Hong Kong (PM) 5%, y otros mercados 10%.