A un total de US$464,4 millones ascienden los fondos de pensiones que están depositados en el Banco Central del Paraguay (BCP), que corresponden a la Caja de Jubilaciones y Pensiones del Ministerio de Hacienda (Caja Fiscal).

La cartera fiscal pretende utilizar estos fondos para generar recursos que permitan financiar a la Caja y liberar los recursos del Tesoro para otros gastos prioritarios del Estado, entre ellos el pago de pensión alimentaria para adultos mayores.

El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, adelantó que uno de los proyectos para generar mayores recursos es invertir estos fondos, ya que actualmente están depositados en el BCP a tasa cero.

La Dirección de Jubilaciones había presentado al exministro de Hacienda Dionisio Borda un proyecto de decreto para reglamentar la Ley N° 4252/10 y posibilitar la inversión de estos recursos de pensiones.

Proyecto. De acuerdo lo que había explicado en su oportunidad el titular de la Caja Fiscal, Teodoro Vallejo, la idea es invertir los fondos de pensiones en operaciones de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), en bonos del Tesoro u otras consideradas seguras.

Las autoridades de entonces, sin embargo, consideraron que para utilizar estos recursos primero era necesario crear la superintendencia de jubilaciones y pensiones, que sería el primer paso para realizar una reforma en este sector que actualmente está sin ningún control.

Este proyecto ya está listo y, en principio, la intención era poner a consideración del Parlamento entre agosto y setiembre.

El nuevo ministro Ferreira Brusquetti aún no dio mayores detalles respecto al plan de usar los fondos de pensiones de la Caja Fiscal. Tampoco, los sindicatos públicos han adelantado opinión sobre este punto.

La Caja Fiscal administra los fondos de los siguientes estamentos: funcionarios o empleados del sector público, magistrados judiciales, magisterio nacional (docentes del MEC), docentes universitarios y jubilados de Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales.

Situación financiera. Al cierre del quinto mes del año, la Caja de Jubilaciones registró un superávit acumulado de 172.501 millones de guaraníes (US$ 38 millones), según un informe del Ministerio de Hacienda. De enero a mayo ingresaron en concepto de aportes 773.327 millones de guaraníes y se abonaron en concepto de haberes de retiro 600.825 millones de guaraníes. Sin embargo, entre todos los sectores, la caja de militares y la de policías continúan con un elevado déficit de 70% y 31% respectivamente. El déficit se financia con los denominados recursos del Tesoro y se da porque se pagan más beneficios de lo que se recauda como aportes.