El ministerio de Hacienda prepara el plan financiero para reducir el desfinanciamiento del presupuesto de más de 2,8 billones de guaraníes (US$622 millones), una medida que en este ejercicio sería mayor al promedio de recorte aplicado en los últimos años debido al fuerte incremento de los gastos.

Los técnicos de la cartera fiscal adelantaron que se encuentran en pleno proceso de elaboración de los topes de gastos con el fin de comunicar a las entidades los fondos que tendrán disponibles, obviamente para que las mismas definan sus prioridades.

El ministro de Hacienda, Dionisio Borda, dijo que este año el recorte sería mayor a lo que se venía haciendo en los últimos dos años y admitió que la reducción podría estar en el orden de 5%, que es el promedio histórico aplicado hasta el 2008.

El presupuesto con el nivel de gasto aprobado en el Parlamento tiene un déficit potencial de 3,6% debido, principalmente, a aumentos salariales aprobados para los diferentes sectores.

Los incrementos de sueldos entraron a regir y a fin de mes, Hacienda ya debe empezar a abonar a los diferentes sectores según el siguiente esquema: aumento salarial de 10% para funcionarios, de hasta 52% para Salud, docentes tendrán salario mínimo por turno, funcionarios de Hacienda y Contraloría con 20%, y 15% para el Poder Judicial.

Hacienda sostiene que para cumplir con el presupuesto debería recaudar 37% más que el 2011, hecho que considera imposible. Para reducir la brecha insistirán ante el Parlamento en la implementación de la ley del impuesto a la renta personal (IRP), cuya vigencia está suspendida hasta enero de 2013.

Además, los militares y policías recibirán un primer aumento de 20% en este semestre y el otro 20% en el segundo.

Recortes. En 2011 el plan financiero inicial previó un recorte en la administración central de 3,2%, que significó una merma de G. 629.000 millones.

Los topes de gastos, sin embargo, solo son aplicables a instituciones componentes del Poder Ejecutivo y entidades descentralizadas que reciben transferencias del Tesoro, no así al Poder Judicial y el Poder Legislativo, porque tienen un manejo autónomo del presupuesto y establecen su propio plan financiero.

Hacienda sostiene que para cumplir con el presupuesto debería recaudar 37% más que el 2011, hecho que considera imposible. Para reducir la brecha insistirán ante el Parlamento en la implementación de la ley del impuesto a la renta personal (IRP), cuya vigencia está suspendida hasta enero de 2013.

Además, la aprobación del proyecto de ley que grava la exportación de soja, maíz y girasol, presentado por el senador liberal Ramón Gómez Verlangieri. Este proyecto está en la Comisión de Hacienda desde marzo de 2011.