Con este resultado el valor del Producto Interno Bruto (PIB) pasó de US$ 18.314 millones a US$ 20.042 millones al cierre de 2010. Sin embargo, en razón de que la relación de estos ingresos en el año 2010 con respecto al PIB fue del 9%, inferior al 2009 cuando la relación de los ingresos con el PIB de ese año fue del 11%, finalmente, el crecimiento del producto del año pasado se contrae desde un 15% al 13,2%, explicaron ayer en conferencia de prensa los técnicos de la banca matriz.

El impulsor de este estudio fue el fallecido doctor Luis Campos, quien integraba el directorio del ente monetario.

El informe preparado por los técnicos tiene como fin primordial afinar las estadísticas con relación al registro que tienen los demás países de la región. Ya que estos ingresos eran considerados anteriormente como no residentes (no producidos en el país), por lo que no se consideraba su impacto en el producto interno bruto del Paraguay.

Añadieron que la nueva metodología que se pretende asumir para nuestro país es la de considerar a las binacionales como unidades residentes de la economía paraguaya en un 50%, quedando la otra mitad como residente de las economías de los países copropietarios de estas empresas con Paraguay. Para ello se tuvo acceso a informaciones que hacen a los componentes del gasto a través del balance de explotación, para la serie histórica que abarca el periodo 2003-2010.

Venta de energía

De la energía que produjo el Paraguay en el 2010, por valor de US$ 2.177 millones, solo US$ 304 millones corresponden al consumo interno o local, mientras que US$ 1.873 millones corresponden a los excedentes que Paraguay vende a los demás países, que a partir de ahora se registrarán como ingresos por exportación. De esta forma la venta de energía se constituye en el principal rubro de exportación del país, desplazando a la soja, que lideraba este rubro.

Por otra parte, del informe se desprende además que el PIB per cápita también tuvo un aumento de US$ 268, lo que totaliza unos US$ 3.107 por habitante, rango histórico para los pobladores de nuestro país.