Uno de los principales montos solicitados sobre los anteproyectos entregados por las entidades hasta el 30 de junio pasado viene del Ministerio de Educación y Cultura.

El MEC, según técnicos, pide alrededor de 1,7 billones de guaraníes más para poder llevar adelante programas que no habrían sido incluidos en el anteproyecto; así como otras entidades, pero con montos menores que no fueron dados a conocer aún.

Los técnicos explicaron que para preparar el presupuesto Hacienda establece unos lineamientos para que las entidades públicas elaboren los anteproyectos, pero enmarcados en dos escenarios: uno mínimo de acuerdo al plan financiero vigente 2010 y otro máximo, que implica 5% más en gastos que no guardan relación con servicios personales.

El sistema informático no les permite a las instituciones salirse de estos lineamientos, por lo que cualquier aumento que pretendan las entidades deberán solicitar a la cartera fiscal como adicional.

Según los técnicos, muchas instituciones ya entregaron sus carpetas a Hacienda, pero se destaca el MEC por el monto que casi equivale al 50% del presupuesto que tiene actualmente.

El presupuesto vigente asciende a 42,8 billones de guaraníes (US$ 10.711 millones), de los cuales el 51% corresponde a la administración central y la otra parte a las entidades descentralizadas.

Uno de los lineamientos principales establecidos por Hacienda para la preparación de los anteproyectos es que los servicios personales (salarios y otros gastos de personal) deben mantenerse en el mismo nivel del presupuesto vigente, lo que implica cero incremento salarial. Sin embargo, tanto el sindicato de Hacienda como el de Educación ya entregaron sus pedidos de incrementos del 40% y 22% respectivamente para el próximo año.

La cartera fiscal está actualmente en pleno proceso de consolidación del proyecto a partir de la base de los anteproyectos entregados por las entidades, pero de acuerdo a la estimación de recursos para el año venidero se definirán los adicionales solicitados.

El Poder Ejecutivo tiene tiempo hasta el 1 de setiembre para poner a consideración del Congreso el proyecto de presupuesto 2012.