Asunción. Paraguay resolvió este miércoles mantener la tasa de interés de política monetaria en un 5,5%, pese a que la presión sobre los precios por la expectativa de un fuerte crecimiento económico este año ya comenzó a sentirse.

La tasa no ha variado desde septiembre, aunque el Banco Central advirtió que la subiría para contener la inflación a lo largo del año.

Los precios treparon un 1,2% en enero impulsados por los alimentos, llevando el índice anualizado a un 4,1%.

El Comité Ejecutivo de Operaciones de Mercado Abierto (Ceoma) dijo que los indicadores de actividad económica estaban evolucionando en línea con lo estimado para el año, así como también la demanda interna, que se ubicaría "por encima de su nivel potencial".

El Banco Central estima que cerrará el 2013 con una inflación que supere levemente el centro del rango meta de 5% y que la economía crecerá un 10,5 por ciento impulsada por la producción agrícola y las obras de infraestructura proyectadas.

El PIB se contrajo un 1,2% en el 2012 por los efectos de una sequía sobre la agricultura.