Ante la no aprobación de la ley de inmovilización de activos, Paraguay no podrá salir, por ahora, de la “lista gris” o con seguimiento por deficiencia en los controles del lavado de dinero, señalaron durante las evaluaciones conjuntas del Grupo de Acción Financiera (Gafi) y su base regional Gafisud que se realizan desde este martes en México.

Presiden las plenarias, por Gafisud, Benigno López de Paraguay y, por Gafi, Luis Urrutia de México.

Si bien el país avanzó bastante en las recomendaciones del organismo, la condición para abandonar definitivamente dicha lista era la aprobación de la mencionada ley, que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados. Salir de la lista gris significará un gran paso para el país, incluso podría mejorar su calificación de riesgo y proyectar una mejor imagen ante los inversionistas.

Mientras que nuestro país está a un paso de abandonar esta lista, Argentina sin embargo está a un paso de entrar en ella. La decisión del principal foro intergubernamental de prevención y lucha contra el lavado se oficializará en el plenario conjunto del Gafi y Gafisud que culmina hoy. Algunos gobiernos incluso plantean que Argentina debe descender aún más, hasta el último escalón de la “lista negra”, e incluso hasta pedir la suspensión de su membresía, basados en el incumplimiento, desde hace años, de 47 de los 49 parámetros de evaluación general.