El ministerio de Hacienda insiste en que el presupuesto 2012, tal como fue aprobado por Diputados, tiene un déficit de 6,1 billones de guaraníes (US$1.370 millones), lo que representa 5,6% del PIB. Reclama al Senado, que mañana definirá el tema, que recorte los gastos inflados.

Un informe de la institución destaca que para financiar el monto de gasto que se plantea para la administración central, el fisco deberá conseguir 51,3% más de ingresos tributarios con respecto a este ejercicio.

“Esto representa 6,7 billones de guaraníes más de recursos provenientes de la recaudación de impuestos, aumento imposible de alcanzar en un solo año”, asegura la cartera fiscal.

Añade que el presupuesto planteado por el Poder Ejecutivo prevé una recaudación fiscal de 15,3 billones de guaraníes en el próximo año, lo que representa 16,1% más del total que estiman alcanzar en fines de diciembre venidero. Sin embargo, el total añadido por Diputados asciende a 20 billones de guaraníes.

Para cubrir los incrementos aprobados por la cámara baja, el Hacienda necesitará aumentar la presión tributaria (relación ingresos tributarios/PIB) de 13,5% a 18,1%, una proporción que jamás ha sido alcanzada por ningún país en un año, advierte el informe.

“Cualquier aumento de gastos por encima del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo implica un incremento del déficit. No obstante, toda reducción que se plantee, si bien no elimina los riesgos fiscales, atenuará su impacto sobre las finanzas públicas”, indica.

Hacienda reitera que si los gastos exceden el tope establecido por el fisco, el hecho no solo afectará a las finanzas públicas, sino a la economía en general y a toda la población.

Senadores. La Cámara de Senadores tiene previsto iniciar mañana el estudio del proyecto de presupuesto, que ya tiene la sanción de Diputados.

El principal punto de discusión se centrará en los aumento salariales otorgados a funcionarios y el incremento planteado para el programa Tekoporã, administrado por la Secretaría de Acción Social (SAS).

Los legisladores liberales apoyan el dictamen de la Comisión Bicameral, en lo que se refiere a reducir de 20% a 10% el incremento salarial dado por Diputados a los funcionarios. Acompañarían esta postura los senadores de Patria Querida, País Solidario y otros.

Por otro lado, los legisladores colorados se mantienen con el 20% de aumento, que es una recomendación de la misma Junta de Gobierno del Partido Colorado.

Resta definir la postura que tomará el oviedismo, de la misma depende la confirmación del 10 ó 20% de incremento salarial.

El inflado gasto público. El proyecto de presupuesto de la administración central aprobado por la Cámara de Diputados asciende a 28,6 billones de guaraníes (US$6.426 millones), lo que representa 19,4% con relación al tope de gasto fijado por el Poder Ejecutivo. La mayor parte del inflado gasto se destina a cubrir los denominados servicios personales, principalmente salarios, según advierte el Ministerio de Hacienda. Sumado a la administración central los gastos de las entidades descentralizadas, el total del presupuesto 2012 aprobado por Diputados asciende a 52,1 billones de guaraníes (US$11.708 millones).