El proyecto de ley de presupuesto general de la Nación para el 2013 asciende a 52,6 billones de guaraníes (US11.913M), no contempla aumento salarial, potencia los programas sociales y las inversiones en obras, prevé la emisión de bonos soberanos y un déficit fiscal de US$656 millones.

El presidente de la República, Federico Franco, acompañado por el vicepresidente, Óscar Denis, y el ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, puso a consideración del Congreso el plan de gastos para el próximo año.

El proyecto fue entregado al titular del Congreso, Jorge Oviedo Matto, quien estuvo acompañado por los senadores Silvio Ovelar y Miguel Ángel González Erico, entre otros.

Luego de esta presentación, el ministro Ferreira Brusquetti aseguró en conferencia de prensa que los gastos establecidos son “financieramente realizables”, a diferencia del presupuesto vigente que por su alto componente de gastos rígidos “es irrealizable”.

El presupuesto total es de 52,6 billones de guaraníes (US$11.913 millones), lo que representa un incremento de 9,9% con relación al plan financiero del presente ejercicio, que es el presupuesto real que se puede ejecutar. Sin embargo, al comparar la cifra que fuera aprobado por el Congreso, la diferencia se reduce a 7%.

Del total señalado, a la administración central (que aglutina a los tres poderes del Estado, más la Contraloría y Defensoría del Pueblo) se le asignan 25,9 billones de guaraníes (US$5.871 millones).

A la administración descentralizada (empresas públicas, entes financieros, gobernaciones, universidades y otros) se destinan 26,7 billones de guaraníes (US$6.042 millones).

En la administración central, que es la que se financia principalmente con recursos del Tesoro, se prevé un ingreso tributario de 15,6% más con relación a la de este año, lo que se debe a que se espera un crecimiento económico de 8,5% y la incorporación del Impuesto a la Renta Personal (IRP).

El plan de gastos, según dijo el ministro, contempla un déficit de 2,3%, que equivale a 2,9 billones de guaraníes (US$ 656 millones), que se financia con los desembolsos de préstamos externos por 802.000 millones de guaraníes y la emisión de los bonos del Tesoro.

Ferreira Brusquetti puntualizó que el 55% del presupuesto de la administración central está destinado a servicios sociales, a fin de mejorar la calidad de vida de la población y los gastos en inversiones incorpora un incremento del 18%.

El ministro sostuvo también que el plan se sustenta en los siguientes pilares: contención de los gastos corrientes, principalmente los gastos en servicios personales; no contempla aumentos salariales y solo prevé crecimiento vegetativo.

Además, brinda cobertura a la continuidad de los programas sociales, entre ellos destacó el programa Tekoporã, que pretende llegar a 90.570 familias, y la pensión alimentaria a 72.000 adultos mayores (hoy el beneficio llega a 42.509).

También se prevé el inicio de obras de gran impacto financiadas con los bonos soberanos que serán colocados en febrero en el mercado internacional, por 500 millones de dólares. Por ejemplo, la doble vía Asunción-Ciudad del Este, infraestructura eléctrica, la INC y otros.

Proceso de elaboración. El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, en horas de la tarde de ayer realizó un seminario en el Hotel Granados Park, en donde brindó detalles del proyecto de presupuesto 2013, del proceso de elaboración, junto con sus principales colaboradores. Del evento participaron economistas, analistas, periodistas y funcionarios de las diversas instituciones.