Montevideo. Paraguay prevé el abatimiento a la mitad de la pobreza extrema para 2015, dijo el ministro de la Secretaría Técnica de Planificación (STP), José Molinas.

A la fecha, el gobierno del presidente Horacio Cartes trabaja en la identificación de las familias que viven en la indigencia para luego poder asistirlas, declaró Molinas en Asunción, la capital paraguaya.

Para el funcionario, la caída de ese indicador es "un objetivo muy ambicioso" pero "es totalmente posible".

Al asumir el 15 de agosto, el presidente Cartes anunció que su gestión privilegiará la reducción de la pobreza, que afecta al 32% de los 6,6 millones de paraguayos.

Molinas calificó de "inexplicable" que en un país como Paraguay que "alimenta" a gran porcentaje de la población del mundo tenga al 20% de su población "sin buena alimentación".

Este año se prevé asistir a 120.000 familias que viven en la pobreza extrema, reveló en diálogo con periodistas.

"Asistencia técnica dirigida a familias rurales, obras de infraestructura y transferencias condicionadas (de dinero) son los tres principales ejes para llegar a 120.000 familias", destacó.

Con ese objetivo, anunció que se ampliarán algunas líneas de préstamos con el Banco Mundial (BM) para agilizar el uso de los recursos.

Cartes, un acaudalado empresario de 57 años, llevó nuevamente al poder al tradicional Partido Colorado tras un periodo en la oposición.