El presidente de la Delegación Paraguaya ante el Parlamento del Mercado Común del Sur (Mercosur), Alfonso González Núñez, rechazó la medida proteccionista que pretende imponer Argentina desde el 1 de febrero.    

La ley que promulgó la presidenta argentina Cristina Fernández y que preocupa en demasía al bloque de parlamentarios dice que en cuatro días los importadores argentinos que deseen adquirir mercancías de los países que integran el Mercosur deberán realizar suscripción de declaraciones juradas como requisito previo a cualquier transacción.    

Ante este hecho, el parlamentario exige al presidente Fernando Lugo que charle con sus pares de Brasil y Uruguay para exhortar a Fernández a que levante esta medida, ya que la misma atenta contra el libre comercio, y los tratados del bloque regional.    

"Exigimos al gobierno que de inmediato contacte con sus homólogos de Brasil y Uruguay, cuyas fuerzas productivas coincidieron en expresar públicamente sus airadas protestas, a los efectos de persuadir a la presidenta Cristina Fernández de que excluya a los socios del Mercosur de la órbita de esa reprensible determinación, que sencilla y llanamente apunta a desmotivar y entorpecer la competencia lícita en su suelo, transgrediendo con cinismo y por enésima ocasión el artículo 1 de la legislación matriz del bloque", criticó González Núñez.    

Además, aalificó al gobierno de Argentina de cínico e irrespetuoso, ya que los discursos que realizan sobre el libre comercio no se refleja en las acciones ni determinaciones que fijan.    

"Cristina Kirchner desprecia e incumple el Tratado de Asunción. Impone medidas unilaterales que replican con versiones distintas las mismas trabas de siempre a la libre circulación de bienes y servicios en el Mercosur", declaró el parlamentario, agregando que "está demostrado hasta el hartazgo que los negocios particulares están por encima de los principios, las convicciones y lo que es más grave, de las normas comunes vigentes".    

Asimismo agregó que si bien esta medida que adoptará Argentina es de carácter universal, el más perjudicado será su "vecino" y "socio", Paraguay.   

"Perjudicará en mayor proporción a nuestro país, limitará sensiblemente la adquisición de rubros de consumo provenientes del Paraguay", advirtió.