Asunción. Paraguay redujo levemente el índice de pobreza en el 2017 respecto al año anterior, dijo este miércoles el Gobierno, que ve los resultados como una confirmación de la importancia de implementar programas sociales orientados a la población de escasos recursos.

Un informe de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) destacó que la pobreza extrema bajó a un 4,4% desde un 5,7% en el 2016, mientras la pobreza total se redujo a 26,4% desde un 28,8%, y abarca a unas 1,8 millones de personas.

El documento además señaló que del total de la población pobre, el 52,8% se encuentra en zonas rurales y el 47,1% en zonas urbanas.

"Los resultados nos demuestran que las políticas públicas son las correctas, es el camino a seguir", dijo el titular de la Secretaría Técnica de Planificación (STP), José Molinas. Paraguay cuenta con programas de transferencia condicionada a familias de bajos recursos y de asistencia a adultos mayores.

Molinas agregó que las cifras divulgadas indican que el país podría alcanzar la meta de reducir la pobreza extrema a menos del tres por ciento para el año 2030.

La STP señaló que el incremento en los precios de los principales productos de renta agropecuaria y la mayor presencia del estado mediante programas de asistencia condicionada contribuyeron a la reducción de los índices de pobreza observada en el 2017.

La economía paraguaya, una de las más pequeñas de la región, se sustenta en gran medida en las exportaciones de soja y carne vacuna. El país creció un 4,3% en el 2017 y las autoridades esperan una expansión de 4,5% para este año.