Los sectores sindical y empresarial rechazan el proyecto de ley (en estudio en la Cámara de Diputados) que crea la superintendencia de seguros, jubilaciones y pensiones, porque “está desprovisto de una serie de aspectos claves y porque carece del consenso de los grupos de interés”.

Al respecto, el titular de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, afirmó que acordaron solicitar al presidente de la República, Horacio Cartes, el retiro del proyecto hasta que sea consensuado con todos los actores que participaron de la reunión que tuvieron esta semana en el local del gremio industrial.

Preguntado sobre qué es lo que objetan del proyecto, Felippo contestó: “Es muy largo, muy denso y no cubre todo lo que se necesita. Es un proyecto reglamentarista en algunos sectores y deja flancos abiertos para el robo”. Añadió que temen que no administren bien los fondos de pensión, “que es la jubilación de todos nosotros”.

“Por otro lado, hay quienes opinan que ya deberíamos tratar un proyecto que regule y controle todo el tema de la asistencia social del país, que hoy no existe, y con esto se crean compartimientos estancos”, añadió.

Requerido sobre si a través de esta ley se podría “echar mano” a los fondos del IPS, por ejemplo, el dirigente industrial contestó que “se podría. El IPS les pertenece a los obreros y a los patrones; sin embargo, el Gobierno es el que corta la torta allí. Además, cuando el ser humano trabaja solo y hace cosas sin consulta a nadie más que a su propio entorno, y piensa que es el centro del mundo, comete muchos errores”, aseveró.

Serias sospechas

Por su parte, Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores-A, afirmó que les preocupa este proyecto de ley, porque de nuevo “quieren hacerse” con los fondos del IPS, administrándolos a través de la mal llamada superintendencia de seguros, jubilaciones y pensiones.

El dirigente sindical afirmó igualmente que esa superintendencia “va a ser manejada por un solo hombre, y nosotros no vamos a tener ninguna participación, y de vuelta vamos a estar mirando desde lejos, pero surgió esta ‘oportuna alianza’ (de los representantes de los trabajadores y de los empleadores) que puede llevarnos a parar este proyecto que está en estudio en el Congreso nacional”.

Advirtió que el propósito real del Gobierno es “echar mano” a los fondos del IPS, que son de los trabajadores y empleadores. “Hace tiempo que lo vienen haciendo, porque se trata del IPS, que es la mayor caja de jubilaciones del Paraguay; hay otras quebradas, pero no les interesa”, enfatizó.

La UIP recuerda que el presente proyecto de ley fue aprobado por el Equipo Económico Nacional, según Acta N° 78, del 27 de julio de este año, fecha en que se decidió enviar al Presidente.